Envíos al día siguiente en la CDMX antes de las 12 p.m. | Envíos GRATIS a partir de $800 a todo México

6 beneficios del famoso palo santo

Probablemente más de alguna ocasión hayas escuchado hablar sobre el palo santo, cómo limpiar espacios  y lo delicioso que deja oliendo un lugar. 


El “palo santo” también conocido como “madera sagrada” tiene diversos beneficios para nuestra salud, además de tener propiedades curativas y espirituales. 

Su origen reside en países de Sudamérica como Guatemala, Perú, Ecuador, Honduras y Costa Rica.


Los Incas le dieron su denominación de Palo santo, debido a los diversos usos y propiedades curativas.

El palo santo ha sido utilizado desde tiempos ancestrales para curar tanto dolores físicos como enfermedades causadas por estrés.


La forma más común de usar el Palo Santo es como incienso o bien, encendiendo un pedazo de madera seca para esparcir el humo en un espacio determinado.


El palo santo se utiliza para alejar las energías negativas y atraer las vibras positivas. Además, es muy buen elemento para controlar las enfermedades causadas por el estrés, generando paz y armonía. Esto es debido a sus propiedades de limpieza física y espiritual.

Su aroma ayuda a profundizar la concentración y relaja en los tiempos de meditación. Asimismo ayuda a que exista una buena relación amorosa y espiritual entre parejas. También, se puede utilizar en el dormitorio para generar un momento más cálido y de armonía.



A continuación, enlistamos los principales beneficios de este gran elemento natural para que ahora que encuentres un lugar en dónde lo venden, no lo pienses dos veces y te decidas por comprarlo. 


  1. Aleja las malas energías
  2. Mantiene lejos a los mosquitos y otros insectos voladores
  3. Llena el hogar de buena energía
  4. Ayuda a la relajación
  5. Profundiza la conexión de las relaciones
  6. Aumenta la creatividad
  7. ​​​Limpia y aromatiza ambientes
  8. Trae buena fortuna
  9. Ayuda a meditar
  10. Calma la ansiedad y el estrés

Lo que hace tan místico al Palo Santo es que sus propiedades solo se desarrollan después de su muerte. Deben pasar muchos años, luego de haberse secado el árbol, para que la madera tenga todos los componentes que generan el mágico olor y pueda ser talada y usada.

Dejar un comentario